Las fuertes y prolongadas lluvias que afectaron extensas zonas de Alemania y Bélgica provocaron inundaciones que han dejado gran cantidad de muertos y desaparecidos. Las lluvias han provocado la crecida de los ríos que a su paso provocaron destrucción y grandes perdidas materiales.

Schuld, Alemania EFE/EPA/SASCHA STEINBACH
Schuld, Alemania EFE/EPA/SASCHA STEINBACH
Schuld, Alemania EFE/EPA/SASCHA STEINBACH
Schuld, Alemania EFE/EPA/SASCHA STEINBACH
Schuld, Alemania EFE/EPA/SASCHA STEINBACH
Pepinster, Bélgica EFE/EPA/Stephanie Lecocq
Pepinster, Bélgica EFE/EPA/Stephanie Lecocq
Pepinster, Bélgica EFE/EPA/Stephanie Lecocq
Pepinster, Bélgica EFE/EPA/Stephanie Lecocq
Pepinster, Bélgica EFE/EPA/Stephanie Lecocq