Alrededor de 2.000 personas fueron evacuados en las áreas próximas a la erupción del volcán situado en la Cumbre Vieja, en la isla española de La Palma, de los cuales 500 de ellos turistas, según los últimos datos oficiales

Unas 2.000 personas fueron evacuadas, 500 de ellas turistas, por la erupción este domingo 19 de septiembre, de un volcán situado en la zona de Cumbre Vieja, en la isla española de La Palma, uno de los complejos volcánicos más activos del archipiélago atlántico de Canarias, después de una semana en la que se acumularon miles de sismos en la zona.

Unas horas antes de la erupción, las autoridades comenzaron a evacuar a los vecinos con problemas de movilidad en los municipios, cinco en total, situados en las áreas de mayor cercanía al área volcánica.

El volcán que erupcionó tiene siete bocas, y de dos de ellas están manando abundante lava en dirección a los núcleos poblados de Alcalá y Paraíso, que ya fueron desalojado, según informaron las autoridades locales.

En esta última población, el incendio provocado por la emanación de lava ya afectó a algunas viviendas, por lo que 350 vecinos fueron desalojados.