10.000 soldados ucranianos han muerto desde el inicio de la invasión rusa, según informaciones del asesor del presidente Volodímir Zelenski, Oleksiy Arestovych, a través de youtube.

Unas 300.000 toneladas de grano fueron destruidas a consecuencia de un ataque de las tropas rusas contra unos almacenes en Mykolaiv, en el Mar Negro, según informaciones del Ministerio de Agricultura ucraniano, difundidas por el portal Ukrinform.

En ese lugar se habían almacenado desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero, esas reservas de cereales, que quedaron destruidas por las tropas rusas el pasado 5 de junio.

Se trata, en su mayor parte, de trigo y de maíz, según esas fuentes, que recuerdan que en esa ciudad portuaria se concentra buena parte del grano destinado a ser exportado de Ucrania.

Las autoridades de Ucrania consideran que Rusia practica deliberadamente el “terrorismo alimentario”, según denunció este sábado una fuente del departamento de Presidencia de Volodímir Zelenzki.

La región de Mykolaiv está sometida a intensos bombardeos rusos, afirmaron fuentes militares ucranianas, que advierten, además, que están agotándose sus reservas de munición para hacerles frente. EFE