Julian Assange, fundador de WikiLeaks, entregó al Tribunal Superior de Londres una solicitud para denunciar su extradición a Estados Unidos, que lo requiere para juzgarlo por delitos de espionaje

El activista, que cumplirá este domingo 51 años, continúa en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, en Londres, mientras se resuelve su apelación contra su entrega a Washington.

Mientras se resuelve el futuro del australiano, su esposa, Stella, y simpatizantes de Assange celebraron este viernes una protesta a las afueras de la sede del Home Office, Ministerio británico de Interior, en el centro de Londres para intensificar los llamamientos para que quede en libertad.