Entre los países de Europa que experimentaron alzas preocupantes de casos en los últimos siete días destaca España, donde los contagios aumentaron un 168%

Europa superó este viernes los 30 millones de casos de coronavirus, y países como Alemania, están viviendo situaciones más graves que en la primera ola de esta pandemia, que también deja alarmantes récords de muertes y contagios en México y Brasil.

En todo el mundo, el coronavirus ya se cobró casi dos millones de vidas y causó 92 millones de infecciones. Los 52 países que componen la región Europa, que abarca a naciones como Rusia o Azerbaiyán, son la zona más castigada.

La región ya registra 646.022 muertes por covid-19, por delante de América Latina y el Caribe (542.243) y Estados Unidos y Canadá (406.049). En número total de contagios, Europa también supera a Estados Unidos y Canadá (23.994.507), América Latina y el Caribe (16.989.628) y Asia (14.485.588).

Entre los países de Europa que experimentaron alzas preocupantes de casos en los últimos siete días destaca España, donde los contagios aumentaron un 168% y hubo más de 193.000 nuevas infecciones, seguido de Portugal y Bélgica.

Pero la situación también es grave en Alemania, donde se superaron este viernes los dos millones de infectados. El país, que salió relativamente bien parado durante la primera ola, sumó otros 22.368 casos y 1.113 muertos en las últimas 24 horas y el número de fallecidos roza los 45.000.

La canciller Angela Merkel ya consideró, en una reunión de gobierno, que son necesarias más restricciones para cambiar esta funesta tendencia.

En la ciudad alemana de Meissen, en la región de Sajonia, una de las más castigadas por la pandemia, Jörg Schaldach, director de un crematorio, confiesa su estupor: “Las cámaras frías funerarias están llenas. Estamos en estado de catástrofe”, asegura, explicando que se están usando la sala de ceremonias y recogimiento para depositar féretros.

En Francia, las autoridades adelantarán el sábado el inicio del toque de queda nacional vigente. En el Reino Unido, país más castigado de Europa por la pandemia, con más de 86.000 muertes confirmadas por covid-19, los contagios baten récords desde el hallazgo en diciembre de una nueva cepa en Inglaterra, aparentemente mucho más contagiosa.

Pero no es la única variante del virus en circulación. Otra mutación originada en la Amazonía brasileña, y que ya fue detectada en Japón, preocupa a la comunidad internacional.

Este jueves el gobierno británico prohibió las llegadas desde todos los países de Sudamérica más Panamá y también Portugal ,debido a esta nueva cepa brasileña.

Felipe Naveca, que estudia las mutaciones del virus el estado brasileño de Amazonas, explicó en una entrevista con la AFP que la nueva cepa, “más contagiosa”, sería responsable de gran parte de los casos que se registran en el estado, donde la situación sanitaria es dramática.

Este jueves, las autoridades anunciaron un toque de queda de diez días en la región ante el colapso de su sistema de salud.

Imágenes en las redes sociales muestran a personas llevando tanques de oxígeno a los hospitales y a pacientes que reclamaban por la falta de asistencia médica.

“Aquí no queda una cama vacía, un tanque de oxígeno, nada, nos queda apenas la fe”, dijo a la AFP Luiza Castro, una residente de Manaos, capital de Amazonas.

En general, todo Brasil, con más de 207.000 fallecidos por covid-19, una cifra solo superada por Estados Unidos, vive un agravamiento de la situación sanitaria. El promedio nacional de muertes es de 98,5 por 100.000 habitantes, tasa que sube a 159 en Rio de Janeiro, 146 en Brasilia y 143 en Amazonas.