La operación fue calificada como un éxito para los intereses estadounidenses, de acuerdo a comunicado presidencial

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó este jueves que el líder de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), Qasem al Rimi, murió en una operación estadounidense en el Yemen en enero.

La muerte de Al Rimi supone un golpe importante para AQPA, considerada una de las ramas más peligrosas del grupo terrorista Al Qaeda porque ha perpetrado atentados más allá de su base, en el Yemen, casi siempre contra intereses de Estados Unidos.

“Los Estados Unidos llevaron a cabo una operación antiterrorista en el Yemen que eliminó exitosamente a Qasem al Rimi”, dijo Trump en un comunicado.

Al Rimi, un yemení de 41 años, era “uno de los fundadores y el líder de Al Qaeda en la Península Arábiga, y un lugarteniente del líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri” que formaba parte de ese grupo terrorista desde “la década de 1990, cuando trabajó en Afganistán para Osama bin Laden”.