El aporte  proviene de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

El Fondo de Población de las Naciones Unidas en Venezuela, recibirá apoyo, provisión y asistencia directa para la prevención y respuesta a la violencia basada en género de mujeres y adolescentes en situación de vulnerabilidad, en los estados fronterizos del país, con especial foco en aquellas en tránsito migratorio.

La decisión fue emitida en consenso por La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) junto a  once comunidades autónomas, y destinar 1,6 millones de euros para acción humanitaria en cuatro crisis que consideran prioritarias: Venezuela, Palestina, Mozambique y los refugiados saharauis en los campos de Tinduf (Argelia).

La reunión se generó en la oficina de la AECID, con representantes de Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Murcia, Valencia, Canarias, Extremadura Baleares, Madrid y Castilla y León, en la que también participó la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en su calidad de observadora.

Los acuerdos

El convenio se enmarca en el convenio que mantiene la cooperación descentralizada con la AECID y prevé destinar 350.000 euros a cada una de las intervenciones que se cofinanciarán a través de este instrumento, según informó la agencia de cooperación en un comunicado.

Por lo que se refiere a los refugiados saharaunis, el apoyo de la AECID y la cooperación descentralizada permitirá al Programa Mundial de Alimentos (PMA) cubrir las necesidades básicas de alimentación y nutrición de 133.672 personas, a través de la distribución de más de 2.000 toneladas de productos alimentarios básicos.

En Palestina, se optó por una contribución conjunta al llamamiento del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para 2021, que tiene por objeto promover la protección de la población civil palestina en Israel y en los territorios ocupados.

Además, explicó AECID, gracias al fondo de contingencia previsto en el convenio y que permite actuar rápidamente ante emergencias humanitarias, las partes decidieron apoyar una respuesta conjunta en Cabo Delgado, en el norte de Mozambique, cuyos elementos se concretarán en los próximos días.