Turquía ya condenó el ataque el mismo día que una muchedumbre de manifestantes radicales interrumpió la votación para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, consideró este viernes que el asalto de hace dos días al Capitolio de EEUU por seguidores radicales del presidente Donald Trump, es una “vergüenza para la democracia” y confió en que la transferencia de poderes al presidente electo, Joe Biden, continúe “con calma”.

“Es una vergüenza para la democracia. Esperamos que la transferencia de funciones a Biden se lleve a cabo con calma el 20 de enero”, dijo Erdogan ante los medios.

“EEUU ganará estabilidad con Biden”, añadió el político islamista, quien también expresó su pésame a las familias de los cinco fallecidos en el asalto a la sede del Congreso de Estados Unidos.

Turquía ya condenó el ataque el mismo día que una muchedumbre de manifestantes radicales interrumpió la votación para ratificar la victoria del demócrata Biden, y pidió “moderación y prudencia”.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores turco hizo entonces un llamamiento a “todas las partes” a superar la “crisis de política interna” que sufre el país.