Un total de 249personas habían sido detenidas en París esta mañana para prevenir altercados en la ciudad, sin embargo la manifestación sindical del 1 de Mayo en París empezó este miércoles con enfrentamientos entre elementos radicales y las fuerzas del orden

La manifestación sindical del 1 de Mayo en París empezó este miércoles con enfrentamientos entre elementos radicales y las fuerzas del orden.

Los choques llegaron a tal nivel de violencia que Philippe Martinez, el secretario general de la Confederación General del Trabajo, principal sindicato convocante, tuvo que ser extraído de la marcha, que partió de la estación de Montparnasse.

Los agentes lanzaron gases lacrimógenos e hicieron algunas cargas contra grupos de radicales que se habían infiltrado entre los manifestantes, que lanzaron objetos a las fuerzas del orden y quemaron vehículos en las calles adyacentes.

En total, durante la mañana se llevaron a cabo más de 9.000 controles de identidad por toda la ciudad para intentar prevenir la llegada de manifestantes violentos.

Ante el riesgo de altercados, de los que había advertido el ministro francés de Interior, Christophe Castaner, se han movilizado en París 7.400 policías y gendarmes para garantizar la seguridad.

Según datos recopilados por la Prefectura de Policía hasta media tarde, las fuerzas del orden han detenido a 249 personas, de las que 148 han quedado bajo custodia.

Esos arrestos se produjeron en los más de 12.500 controles de identidad realizados por toda la ciudad para intentar prevenir la llegada de manifestantes violentos.

De acuerdo con cifras todavía parciales del Ministerio del Interior, las protestas del Primero de Mayo, en las que hubo una nutrida participación de “chalecos amarillos”, reunieron en Francia a 151.000 personas, de ellas 16.000 en París.

Fuera de la capital hubo también algunos altercados en la ciudad de Besançon (unos 200-300 “chalecos amarillos” intentaron entrar en una comisaría) o en Toulouse, horas después de las manifestaciones que reunieron allí entre 5.000 personas, según la policía, y 20.000, de acuerdo con los participantes.

Con información de EFE.