Hasta el momento son 219 son víctimas palestinas en Gaza, de las cuales, 63 eran menores; mientras que en Israel se registran hasta el momento 12 muertes, incluyendo dos menores

Los daños registrados en la Franja de Gaza por la actual escalada bélica con Israel se acercan a los 250 millones de dólares, señaló este miércoles el Ministerio de Información del enclave, coincidiendo con la décima jornada de violencia, que ha causado ya 219 muertos palestinos y 12 en Israel.

Los daños mencionados en el informe son únicamente aquellos resultantes de los bombardeos israelíes, que consistieron, según ese ministerio, en 1.615 ataques aéreos desde el comienzo del actual intercambio de fuego el lunes de la semana pasada, un número muy superior al indicado por el Ejército israelí.

Según el recuento del Ministerio de Información de Gaza, las pérdidas se elevan a 243,8 millones de dólares por los daños causados en 1.174 viviendas totalmente destruidas y 7.073 dañadas, entre otras cosas.

Además, un total de 156 torres o edificios residenciales habrían sido completamente destruidos, 73 oficinas gubernamentales bombardeadas, 57 escuelas y centros médicos habrían sido dañados y 33 oficinas de medios destruidas.

El Ministerio detalló además que, más de 120 automóviles privados habían sido destruidos, algo que ocasionó daños por 5,5 millones de dólares.

También informó de daños a mezquitas, precisando que ocho fueron completamente destruidas y varias más sufrieron daños, lo que ubica las pérdidas en cinco millones de dólares.

Los costes en el sector energético y de las comunicaciones se elevarían a 18,1 millones de dólares, mientras que los daños en áreas agrícolas y granjas alcanzarían los 22 millones.

Por último, los daños registrados producto de ataques contra oficinas económicas y comerciales se remontarían a los 27 millones de dólares.

Estas, son solo algunas de las cifras difundidas desde el enclave sobre la magnitud de los daños ocasionados, que se extienden a múltiples áreas más, más allá de las pérdidas económicas.

Tras más de una semana de casi incesantes hostilidades, tanto desde Gaza hacia Israel como por parte del Ejército israelí contra el enclave, más de 230 personas han fallecido.

Hasta el momento son 219 víctimas palestinas en Gaza, de las cuales, según cifras del Ministerio de Sanidad, 63 eran menores; mientras que en Israel se registran hasta el momento 12 muertes, incluyendo dos menores.