El objetivo de renunciar a la monarquía es ser “económicamente independientes”

Según un comunicado del Palacio de Buckingham, el príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, renunciarán a sus funciones en la monarquía británica esta primavera y ya no utilizarán el tratamiento de ‘alteza real’.

El documento también precisa que la pareja ya no recibirá fondos públicos después de que se llegara a un acuerdo sobre su renuncia como miembros de la familia real.

El Palacio de Buckingham reveló que “el duque y la duquesa de Sussex han compartido su deseo de pagar la parte del presupuesto real que se destinó para la renovación de Frogmore Cottage, que seguirá siendo su hogar familiar en el Reino Unido”.

En este sentido, devolverán los 2,4 millones de libras esterlinas (3,1 millones de dólares) de los contribuyentes que se gastaron en la renovación de su hogar cerca del castillo de Windsor.

La reina Isabel apoya “su deseo de una vida más independiente”. Aseguró que “Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia”.

La reina expresó que estaba “particularmente orgullosa” de que Meghan se hubiera convertido en una miembro de la familia real.