El sumo pontífice dijo “no se logra la paz si no se la espera”, frente a los hechos que se suscitan tras el asesinato de Qasem Soleimaní

El papa Francisco llamó a que se imponga el “don de la paz”, a propósito de la escalada de acciones de guerra entre Estados Unidos e Irán, que obvió mencionar.

“Debemos creer que el otro tiene nuestra misma necesidad de paz. No se logra la paz si no se la espera. ¡Pidamos al Señor el don de la paz!”, escribió en su cuenta de Twitter, en inglés, árabe, italiano, español, polaco, latín, francés, portugués y alemán.

Este exhorto a a la paz del papa llega en medio de una escalada de tensión entre los Estados Unidos de Donald Trump e Irán, justo un día después de la operación que mató en Irak al emblemático general iraní Qasem Soleimaní.

Por su parte el nuncio de Irán, monseñor Leo Boccardi, informó al papa sobre los eventos y afirmó que sigue “con aprensión” la situación, según recoge el portal de noticias de la Santa Sede, Vatican News.

El diplomático señaló que la posición del Vaticano es un llamamiento a “bajar la tensión, llamar a todos a la negociación y a creer en el diálogo conscientes de que, como la historia siempre ha demostrado, la guerra y las armas no son la solución”.