Antes de confirmar su primer caso de Covid-19 en febrero, ya llevaban semanas realizando pruebas en turistas o personas que regresaban de viaje al país

En Islandia, un país con alrededor de 36.000 habitantes, se le dio otro enfoque para combatir el coronavirus que ha afectado brutalmente a varios países de Europa y América.

En casi dos meses, solamente se han reportado cuatro muertes y 1.500 casos aproximadamente, gracias a su estrategia.”Es el resultado de una estrategia que considero muy exitosa y creo que es única en el mundo hasta donde llega mi conocimiento”, mencionó la epidemióloga islandesa Kristjana Asbjornsdottir, profesora de la Universidad de Washington, para BBC Mundo.

Islandia comenzó a abordar el problema con una de las recomendaciones básicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS): hacer la mayor cantidad de pruebas y a partir de ello tomar decisiones; pero a diferencia de otros países, no solo testearon los casos sospechosos, sino que le hicieron pruebas a todas las personas que la pidieran y de manera gratuita.”Creo que fuimos el único país del mundo que estuvo haciendo pruebas mucho tiempo antes de que el primer caso apareciera”, señaló Kari Stefansson, director de DeCode Genetics, empresa que se encarga de los esfuerzos para realizar exámenes masivos de coronavirus junto al Ministerio de Salud; a BBC Mundo.

Antes de que Islandia confirmara su primer caso de Covid-19 en febrero, ya llevaba semanas realizando pruebas en turistas o personas que regresaban de viaje al país. De acuerdo a los datos del gobierno islandés, solo cuentan con 20 camas de cuidados intensivos con respiradores para atender los casos de Covid-19. Por esta razón, evitaron a toda costa el aumento en los contagios.

Por su parte, Jóhanna Jakobsdóttir, profesora de bioestadística del Centro de Ciencias de la Salud Pública de la Universidad de Islandia, se siente optimista por la estrategia utilizada en Islandia.”Las estrategias en Islandia han estado libres de política e implementadas según la ciencia. Los políticos, en cambio, han usado su energía donde deberían, al diseñar e implementar políticas económicas y sociales para los efectos inevitables de la pandemia”, declaró para BBC Mundo.

Con información de Marca y BBC