La protesta pacífica por “La Ley y el Orden” terminó convertida en un acto de apoyo al convaleciente gobernante, a quien los asistentes gritaban consignas como “cuatro años más” o “te amamos”, a lo que él respondió con un “Yo también los amo”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, encabezó este sábado 10 de octubre, su primer acto público desde que fue diagnosticado la semana pasada con coronavirus, en el que dedicó su mensaje a las fuerzas del orden público, a los negros e hispanos de cara a la que consideró la “elección más importante en la historia” del país.

Un enérgico Trump, se dirigió desde el balcón de la Casa Blanca a un numeroso grupo de personas, en su mayoría jóvenes con camisetas azules y gorras rojas con la inscripción “Make America Great Again (“Hacer a EE.UU. Grande de Nuevo”).

La que denominó protesta pacífica por “La Ley y el Orden” terminó convertida en un acto de apoyo al convaleciente gobernante, a quien los asistentes gritaban consignas como “cuatro años más” o “te amamos”, a lo que él respondió con un “Yo también los amo”.

Trump comenzó su intervención, de poco más de 15 minutos, asegurando que se encontraba “muy bien”, pero además agradeciendo en su nombre y el de su esposa, Melania, quien también dio positivo por COVID-19, a sus seguidores.

“Quiero agradecerles por sus oraciones”, sentenció Trump, quien consideró que han sido “una efusión increíble” para él y la primera dama.

Este sábado no se ha conocido aún un informe de parte del médico del gobernante estadounidense, Sean Conley, quien anticipó el pasado jueves que Trump podría volver a participar en actos públicos este sábado dada su evolución positiva.