Este miércoles, la Cámara de representantes del Congreso de Estados Unidos aprobó iniciar un segundo juicio político contra el presidente, Donald Trump, acusándolo de “incitación a la insurrección” tras el asalto al Capitolio la semana pasada

La decisión fue aprobada con el voto de 232 de los congresistas, mientras que 197 se opusieron a la medida que hace historia convirtiendo a Trump en el primer presidente que enfrenta dos impeachment.

El mandatario niega las acusaciones y este martes calificó el proceso como una “continuación de la caza de brujas” en su contra.

Diez congresistas republicanos se alinearon con los demócratas para votar a favor del impeachment.

Esto supone una gran diferencia con el primer juicio político, en el que ningún republicano de la Cámara de Representantes lo aprobó.

Los demócratas, y los republicanos favorables al juicio político, insistieron en tildar los eventos del pasado 6 de enero en el Capitolio, con saldo de muertos y heridos, como un intento de revertir el resultado de las elecciones del 3 de noviembre y subrayaron su juramento para defender la Constitución y la democracia “de enemigos extranjeros y nacionales”.

Sin embargo, este miércoles el mandatario estadounidense publicó un mensaje en el que condena “inequívocamente” los actos de violencia registrados la semana pasada en la sede del Legislativo estadounidense en Washington D.C.