Durante las tres primeras semanas de junio se registraron 125 tiroteos, el doble respecto al mismo período del año pasado y una tendencia “preocupante”, según el alcalde Bill de Blasio

Tres personas fallecieron y una veintena resultó herida en tiroteos ocurridos en la ciudad de Nueva York, durante este fin de semana, en medio de un incremento de la violencia perpetrada con armas y con el trasfondo de las protestas contra la brutalidad policial, que llaman a quitar fondos a las fuerzas del orden.

Este domingo, la Policía imputó al supuesto autor de la muerte de una joven de 19 años identificada como Érica López y procedente del estado Connecticut, que recibió disparos en el pecho desde un vehículo la noche del viernes, tras una disputa en un bar cerca del edificio Flatiron (Manhattan), según informó el diario local New York Post.

En el incidente resultó también herido en la pierna su novio de 21 años, ingresado pero estable, con el que la joven celebraba el cumpleaños de unos amigos, explica el medio.

Las otras dos víctimas mortales son un hombre de 23 años y una mujer de 39, tiroteados la tarde del sábado en la zona de East New York (Brooklyn), supuestamente por un hombre ataviado con una chaqueta larga y una peluca rubia, que se acercó a ellos cuando estaban sentados en entrada de un edificio, recoge el medio digital AmNY.

Se registrado unos veinte tiroteos en la ciudad desde el viernes, el más reciente esta madrugada en una fiesta casera en el popular barrio de Williamsburg (Brooklyn), en el que una mujer de 30 años recibió un disparo en la cabeza, por lo que está ingresada grave, y un hombre de 31 tres disparos en el cuerpo, en condición estable.

El sábado, un hombre de 26 años recibió disparos en la espalda y la pierna en la entrada de un edificio en Upper West Side (Manhattan) y esa misma noche un joven de 20 años recibió un disparo en la pierna en Central Park, entre algunos de los heridos que deja este fin de semana.

Este mes de junio se desató una ola de violencia con armas de fuego en Nueva York como no se recordaba desde 1996 y en las tres primeras semanas se registraron 125 tiroteos, el doble respecto al mismo periodo del año pasado y una tendencia “preocupante”, según el alcalde Bill de Blasio.

De Blasio rechazó que el repunte de sucesos con armas esté vinculado a la reforma policial que se está llevando a cabo a nivel local y estatal tras las protestas antirracistas por la muerte del afroamericano George Floyd, que todavía toman las calles y reclaman un recorte de 1.000 millones de dólares al Cuerpo.