Los abogados de TikTok negaron que la compañía comparta datos con las autoridades chinas y argumentaron que, en realidad, el objetivo del presidente Donald Trump es restringir la libertad de expresión

Un juez de la capital de Estados Unidos se comprometió este domingo 27 de septiembre a decidir si los estadounidenses podrán seguir descargando y recibiendo actualizaciones de la red social china TikTok o si, por el contrario, quedará bloqueada en cumplimiento de una orden ejecutiva del presidente Donald Trump.

Al final de una audiencia judicial de casi dos horas, el juez Carl J. Nichols de la Corte Federal del Distrito de Columbia dijo que su “intención es emitir un fallo en algún momento al término del día”, pero antes de las 11.59 hora local (03.59 GMT del lunes), cuando está prevista la entrada en vigor de la orden de Trump.

Durante la audiencia, el juez escuchó los argumentos del Gobierno de Estados Unidos, que afirmó que TikTok supone una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU. porque recolecta datos sobre sus usuarios y, al ser una empresa china, luego debe colaborar obligatoriamente con los servicios de inteligencia del Partido Comunista chino.

Mientras tanto, los abogados de TikTok negaron que la compañía comparta datos con las autoridades chinas y argumentaron que, en realidad, el objetivo de Trump es restringir la libertad de expresión.

“Este caso es sobre libertad de expresión y sobre libertad de comunicación. Es algo inherente del negocio que ha sido blanco del ataque. TikTok es una aplicación, pero es mucho más. Es una versión moderna de la comunicación en la era electrónica que ha ganado popularidad especialmente en la pandemia”, afirmó este domiingo uno de los abogados de la empresa, Alexander Berengaut.