Más de 5.200 efectivos de los servicios de emergencia lograron contener en 21% las llamas de Dixie, una cifra que se mantenido por segundo día sin variación

El incendio Dixie, que se propagó rápidamente esta semana y arrasó con la pequeña población de Greenville, se convirtió este domingo 8 de agosto en el segundo fuego más grande en la historia del estado de California, donde los bomberos batallan para extinguir once grandes incendios forestales.

El Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire) informó en su cuenta de Twitter que Dixie arrasó ya con 187.562 hectáreas, unas 6.000 hectáreas más respecto de la jornada del sábado.

El incendio Dixie, que comenzó el pasado 14 de julio, se extendió velozmente en los últimos días: el miércoles era el undécimo incendio más grande de la historia de California, el jueves escaló hasta la sexta posición y el viernes llegó al tercer puesto.

Cal Fire indicó que tres bomberos sufrieron lesiones, sin precisar detalles.

Por su parte, la Oficina del Sheriff del condado de Plumas señaló en un informe actualizado este domingo que son cuatro las personas cuyo paradero es desconocido.

Esa dependencia indicó que no tienes informes de heridos o muertes entre los residentes de la zona.

La oficina agregó que 39% de los habitantes de ese condado, con una población cercana a las 19.000 personas, está bajo orden de evacuación.