Un hombre armado abrió fuego este domingo, durante un almuerzo en una iglesia del sur de California antes de que los feligreses lo detuvieran y ataran en lo que un policía del condado dijo fue un acto “excepcional de valentía y heroísmo”, reseñó la agencia internacional de noticias AP.

El cable señala que “una persona murió y otras cuatro resultaron heridas de gravedad en la Iglesia Presbiteriana de Ginebra en la ciudad de Laguna Woods”, según las fuentes policiales.

A diferencia del atentado en la ciudad de Buffalo, donde el atacante era un hombre blanco, el sospechoso en el sur de California es “un hombre asiático de unos 60 años”.

El individuo está detenido y se recuperaron dos pistolas en el lugar según la información suministrada por el el jefe de la policía local.