Los meteorólogos avisan de que Claudette podría dejar este domingo fuertes lluvias, inundaciones y riadas en zonas rurales y urbanas en zonas de Florida, Alabama y Georgia, y ya el lunes en Carolina del Norte y del Sur

La depresión tropical Claudette amenaza con fortalecerse este domingo y recuperar en las próximas horas la categoría de tormenta tropical, al tiempo que deja intensas lluvias en el sureste de Estados Unidos, donde este sábado causó varios tornados.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, alertó en su último boletín, emitido a las 12.00 GMT, de que Claudette sigue produciendo fuertes lluvias con el riesgo de inundaciones y riadas en gran parte del sureste del país.

A esa hora el sistema de bajas presiones se encontraba a 25 millas (35 kilómetros) al oeste de Atlanta, en el estado de Georgia, donde sufren a primeras horas de este domingo sus vientos máximos sostenidos de 30 millas por hora (45 km/h).

La tercera tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica y la primera en afectar a Estados Unidos provocó este sábado inundaciones y tornados, que dejaron al menos tres heridos, un posible desaparecido y más de medio centenar de viviendas dañadas antes de degradarse a depresión tropical.

Pero los expertos del NHC afirman que, las condiciones meteorológicas parecen ser “propicias” para su nuevo fortalecimiento, una vez que se encuentre con un entorno marino más inestable al aproximarse al océano Atlántico, hacia donde se dirige actualmente a una velocidad de traslación de 13 m/h (25 km/h).

Una vez salga al Atlántico, ya convertido de nuevo en tormenta tropical y con vientos máximos sostenidos de 50 m/h (80 km/h), se dirigirá rumbo nornoreste y alcanzaría la costa canadiense mediada la próxima semana.

Y todo ello, debido a que se prevé que en las próximas horas sume hasta 6 pulgadas (15 centímetros) más de lluvia en los estados de Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Sur.

Estas cantidades serán algo menores a las precipitaciones que dejó este sábado en zonas de Luisiana, Misisippi, Alabama y el extremo occidental de Florida, donde se acumularon hasta 15 pulgadas (38 centímetros).

Esta lluvia, sumada a la marejada ciclónica y la marea, puede provocar inundaciones en zonas costeras, donde el agua podría alcanzar un máximo de un metro en áreas de Carolina del Norte.

A todo ello, hay que sumar las alertas por posibles tornados en zonas de Georgia y las Carolinas, que se sumarían a los registrados el sábado en Alabama y Florida, donde resultaron heridas varias personas y numerosas casas quedaron dañadas.