Bielorrusia está preocupada por el aumento del contingente militar de países occidentales cerca de sus fronteras por lo que reforzará sus tropas en zonas fronterizas y comenzará la segunda fase de las maniobras iniciadas el 4 de mayo para ensayar la capacidad de reacción de sus tropas, dijo este martes un responsable militar

“Estados Unidos y sus aliados continúan aumentando su presencia militar cerca de la frontera estatal de Bielorrusia. El contingente creado en los últimos seis meses ha crecido más de dos veces de forma cuantitativa y cualitativa”, declaró el primer viceministro de Defensa de Bielorrusia, Víktor Gulevich.

Asimismo, advirtió de que las fuerzas armadas de Bielorrusia han desarrollado un “conjunto de medidas destinadas a contrarrestar las posibles amenazas”.

“Como parte de la segunda etapa de las maniobras, grupos tácticos de batallones avanzarán hacia dirección occidental y noroeste. Les apoyarán unidades de defensa aérea, de misiles y de artillería”, manifiesto Gulevich.

Desde su criterio subrayó que “en la dirección operativa del sur, las fuerzas armadas de Ucrania crearon una agrupación con un número total de hasta 20.000 personas. Eso también requiere de nuestra respuesta”, puntualizó

La Presidencia de Bielorusia

Por su parte, el presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, aseguró este martes que Bielorrusia ha aprendido “mucho” de la campaña militar rusa en Ucrania, y que él ahora tiene mejor conocimiento de las necesidades del Ejército.

“Seré franco, veíamos de otra forma el Ejército. Sobre todo, su armamento. Y la operación militar de Rusia en Ucrania nos enseñó mucho”, puntualizó el mandatario bielorruso durante una reunión castrense en Minsk.

Lukashenko, citado por el portal SB.by, recordó que desde el primer día de la campaña militar rusa exigió a Defensa calcular cómo sería una hipotética “guerra en Bielorrusia, Dios no lo quiera” y qué armamento necesitaría el Ejército para defender el país.