La policía de Nueva York busca al sospechoso del tiroteo en el metro de Nueva York que dejó 16 heridos, pero que no se está investigando como un posible acto de terrorismo, según anunció la comisaria de Policía de la ciudad, Keechant Sewell.

Se trataría de un hombre que vestía chaleco verde como de construcción y un suéter gris con capucha, reportó Unión Radio.

Los hechos dejaron al menos 16 heridos, ocho de ellos alcanzados por balas, según los últimos datos facilitados por las autoridades.

En plena hora punta, un hombre vestido con un chaleco naranja y una máscara de gas -supuestamente- abrió fuego a bordo de un vagón, presuntamente tras detonar una bomba de humo, según han dicho testigos a medios locales.

Las autoridades siguen buscando por ahora al sospechoso, que se dio a la fuga, y están inspeccionando estaciones y trenes en toda la ciudad, además de haber puesto en marcha un importante dispositivo policial alrededor de la estación de la calle 36 de Brooklyn, donde se detuvo el tren.

Un testigo, Yav Montano, dijo a CNN que el tiroteo, que inicialmente «sonaba como fuegos artificiales», se originó en el vagón en el que viajaba esta mañana junto a otras 40 o 50 personas.

En las redes sociales, algunas grabaciones muestran a personas heridas y cubiertas de sangre siendo atendidas en el andén de la calle 36 y el interior de un vagón, mientras que otras revelan momentos de caos presuntamente tras el ataque, con los pasajeros moviéndose entre humo.

En la zona de alrededor, ubicada en el barrio de Sunset Park (Brooklyn), las calles se cortaron al tráfico, las escuelas cercanas fueron confinadas y están concentradas numerosas ambulancias y unidades policiales, incluidos camiones de la brigada especializada en bombas.