El gobierno colombiano planea reforzar su lucha antinarcóticos ante el rebrote de la violencia en algunos puntos del país, donde han muerto 218 personas en 55 masacres perpetradas en lo que va del año

Estados Unidos y Colombia realizarán ejercicios militares aéreos y marítimos contra el narcotráfico entre el 18 y 21 de septiembre en el Caribe, informó este martes la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).

El Comando Sur de Estados Unidos participó en la planeación de las maniobras que, entre otros objetivos, buscan fortalecer la “neutralización de actividades ilícitas al servicio del delito trasnacional del narcotráfico”, señaló la FAC en un comunicado. 

Los ejercicios, que se llevarán a cabo en el área marítima de Coveñas (norte), se sumarán a las labores de “asesoría y entrenamiento” que realiza una brigada estadounidense en territorio colombiano. 

Compuesta por 53 efectivos, el grupo interrumpió sus actividades a comienzos de julio por un fallo judicial que amparó el reclamo de la oposición en el Congreso, que alegó la falta de autorización parlamentaria para el “tránsito de tropas extranjeras”.

Sin embargo el gobierno decidió reactivar las acciones de la brigada el 20 de julio, por considerar que aclaró que los estadounidenses no están operando, sino dando asesoría a los colombianos en la lucha contra el narcotráfico.

La fuerte cooperación entre ambos países será refrendada durante la próxima visita a Colombia que realizará el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, en el marco de una gira regional que iniciará el jueves.

El gobierno colombiano planea reforzar su lucha antinarcóticos ante el rebrote de la violencia en algunos puntos del país, donde han muerto 218 personas en 55 masacres perpetradas en lo que va del año, según el observatorio independiente de violencia Indepaz.

Solo desde el 11 de agosto han matado a 64 personas en 15 ataques.

Las autoridades culpan de la escalada de violencia a los grupos que se financian de la cocaína que produce y exporta Colombia a Estados Unidos y Europa. 

Colombia, de su lado, acompaña a Estados Unidos en su ofensiva diplomática y comercial para forzar un cambio de gobierno en Venezuela.