El secretario estadounidense de Defensa, Mark Esper, señaló que “hace meses que hay provocaciones”

Los grupos paramilitares pro-Irán de Irak volverán a atacar a las fuerzas estadounidenses en el país y “lo lamentarán probablemente”, declaró este jueves el jefe del Pentágono, Mark Esper, tras el ataque sufrido el martes por la embajada de Estados Unidos en Bagdad. 

“Hace meses que hay provocaciones”, declaró el secretario estadounidense de Defensa a la prensa. “Estamos dispuestos a defendernos” y “a tomar medidas preventivas” si Washington se entera de nuevos ataques en preparación. 

Miles de iraquíes atacaron la embajada estadounidense en Bagdad el martes, rompiendo su muro exterior y al grito de “¡Muerte a Estados Unidos!”, dos días después de unos bombardeos estadounidenses contra bases de combatientes proiraníes.