El Departamento de Seguridad Nacional emite advertencias a la población, pero normalmente esos avisos se producen como precaución ante un posible ataque

El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU emitió este miércoles una advertencia sobre la existencia de “un entorno de mayor amenaza” terrorista dentro del país motivado por “extremistas” frustrados con la transición presidencial, entre otras razones.

El Departamento de Seguridad Nacional publicó este miércoles un “boletín” del Sistema Nacional Consultivo sobre Terrorismo (NTAS, por sus siglas en inglés), que advierte de la presencia de “un entorno de mayor amenaza (terrorista) en Estados Unidos que probablemente persista durante las próximas semanas”.

No se cita una amenaza específica, pero el Departamento de Seguridad Nacional advierte que ese ambiente tenso persistirá “durante semanas” después de que el pasado 20 de enero Joe Biden fuera investido como presidente de EE.UU. en sustitución de Donald Trump, quien perdió los comicios de noviembre.

En concreto, la información recibida por el Gobierno de EEUU apunta a que algunos “extremistas ideológicamente violentos” que se oponen a Biden podría continuar movilizándose y organizando actos violentos.

Una de los puntos que más preocupa al Departamento de Seguridad Nacional es que algunos de esos “extremistas” se sientan legitimados después de que el pasado 6 de enero cientos de seguidores radicales de Trump asaltaran el Capitolio.

Ese suceso conmocionó al país, arrebató la vida a cinco personas, incluido un policía, y ha llevado a la apertura de un juicio político contra Trump en el Senado.

Periódicamente, el Departamento de Seguridad Nacional emite advertencias a la población, pero normalmente esos avisos se producen como precaución ante un posible ataque por parte de gobiernos extranjeros o grupos radicales, pero no por extremistas dentro de EEUU.

Foto: EFE
Foto: EFE

De hecho, el aviso más reciente alertaba a la ciudadanía sobre posibles amenazas por parte de Irán.

El sistema usado en esta ocasión (el “boletín”) está diseñado para informar al público sobre riesgos generales, en vez de sobre un ataque inminente vinculado a una amenaza específica.