Catalogan como irresponsable las declaraciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien responsabilizó a organizaciones no gubernamentales (ONG) de la quema en el Amazonia

La reconocida ecologista y pedagoga brasileña, Marina Silva, criticó este miércoles 21 de agoto la conducta del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien niega la existencia de deforestación en la Amazonia y responsabiliza a organizaciones no gubernamentales (ONGs) de la quema en esa región.

“El Amazonas está en llamas. El ministro del Medio Ambiente (Ricardo Salles) habla de noticias falsas y sensacionalismo. El presidente dice que las ONG pueden estar detrás de esto. La falta de compromiso con la verdad es una patología crónica. Esta actitud irresponsable solo agrava la emergencia ambiental en Brasil”, escribió la excandidata presidental en la red social Twitter.

Recalcó que el gobierno brasileño “está inaugurando un momento de libre delincuencia, en el que uno puede atacar a la naturaleza y las comunidades sin temor a ser castigado”.

El político de extrema derecha dijo que el aumento en los últimos días de la quema en la Amazonas podría ser el resultado de una acción criminal y una reacción a la suspensión de las transferencias del gobierno a ONGs, y también de recursos de países al Fondo Amazonas, un proyecto de cooperación internacional.

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, resultó abucheado y censurado hoy por durante su participación en la Semana del Clima de América Latina y el Caribe, que cierra sus cortinas el próximo viernes en Salvador, capital del estado de Bahía, al noroeste del país.