Las Abuelas de Plaza de Mayo acompañaron a Fernández, en la sala donde se celebra el juicio por la conocida como “causa vialidad”.

La ex mandataria y vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, asistió a los tribunales de Comodoro Py, en Buenos Aires, donde este lunes 2 de diciembre debe declarar por el presunto direccionamiento de obra pública en la provincia de Santa Cruz, en favor de empresas de Lázaro Báez.

A primera hora su abogado Carlos Berladi, presentó un escrito ante la Justicia en el que solicitaba de nuevo que se televise la declaración de Fernández, una petición que ya presentó la semana pasada y que los magistrados del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 denegaron, alegando que las partes del juicio que podían ser difundidas por los medios en vivo ya habían sido definidas.

“Debo destacar que la transmisión en vivo del acto en cuestión, es la única alternativa que garantiza que la comunidad o al menos todos los que estén interesados, puedan conocer lo que va sucediendo en la audiencia de juicio, en forma directa y en tiempo real”, afirmó el texto presentado por Beraldi.

Asimismo, Fernández afirmó que el juicio ha estado plagado de “mentiras, difamaciones y descalificaciones” hacia su persona.

Según la acusación, en los 12 años de mandatos de Néstor Kirchner y de su esposa, se adjudicaron a Báez más de 50 obras, 80% del total, muchas de las cuales quedaron inconclusas, tuvieron sobreprecios o eran innecesarias.