Desde la primera muerte registrada, la región ha tenido un promedio diario de 1,44 muertes de periodistas

Al menos un periodista muere a diario, esto según datos de Press Emblem Campaign (PEC).

La organización sin fines de lucro, con sede en Suiza, registra 908 muertes de periodistas por COVID-19 en 70 países hasta el 16 de marzo. De estos, 505 ocurrieron en 18 países de América Latina. Es decir, el 55% del total. Desde la primera muerte registrada, la región ha tenido un promedio diario de 1,44 muertes de periodistas. Solo en las últimas dos semanas, se han sumado 21 muertes.

PEC lleva monitoreando casos desde marzo del año pasado, con base en información publicada en la prensa local y encuestas de sindicatos y organizaciones nacionales de periodistas, así como búsquedas en internet y redes sociales en diferentes idiomas.

“Los periodistas pagan un alto precio en esta pandemia. Tienen un papel fundamental que desempeñar en la lucha contra el virus. Deben proporcionar información sobre el terreno y su seguridad está especialmente en riesgo. Varios de ellos murieron por falta de las medidas de protección adecuadas en el desempeño de su trabajo”, explicó Blaise Lempen, secretario general de PEC, a LatAm Journalism Review (LJR).

“PEC quiere crear conciencia sobre los riesgos entre los periodistas, las empresas de medios y los gobiernos. Pedimos más medidas de protección para ellos y, en este punto de la pandemia, solicitamos vacunas tempranas para los periodistas en la línea del frente”, señala.

Tres países latinoamericanos lideran la clasificación de muertes de periodistas por COVID-19: Perú (135), Brasil (113) y México (89). Ecuador (42) y Colombia (38) también forman parte del top 10 mundial.

Fuente: LatAm Journalism Review