Se trata de la primera vez que el evento es cancelado desde que Río organizó su primer baile oficial de Carnaval en 1840. En dos ocasiones la fiesta fue aplazada (1892 y 1912) pero nunca las autoridades consiguieron cancelarla, ni cuando el país enfrentó la pandemia de la gripe española (1919), ni cuando el gobierno lo propuso durante las dos guerras mundiales (1914-1918 y 1939-1945)

Río de Janeiro se quedará en 2021 sin su famoso Carnaval por primera vez en la historia, debido a que la pandemia por la covid-19 atrasó la organización del evento y la municipalidad admitió este jueves que no tiene tiempo suficiente para ponerlo en marcha en julio, como estaba previsto.

Las escuelas de samba, principales protagonistas de la fiesta, habían decidido aplazar el Carnaval de este año desde febrero hasta julio, aunque lo habían condicionado a la existencia de una vacuna y al avance en la campaña de inmunización, pero la alcaldía de esta ciudad brasileña anunció hoy su cancelación definitiva.

“Nunca escondí mi pasión por el Carnaval y la clara percepción que tengo de la importancia de esta manifestación cultural para nuestra ciudad, pero me parece sin sentido que imaginamos que, a esta altura, tengamos condiciones de realizar el Carnaval en julio”, afirmó el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, en un mensaje en su cuenta en Twitter.

Paes, un exalcalde que asumió por tercera vez el gobierno municipal el 1 de enero pasado y que nunca ha escondido su amor por el Carnaval y por la escuela de samba Portela, alegó que, pese a las enormes pérdidas que la cancelación supone para la ciudad, un evento de tal magnitud difícilmente se organiza en seis meses.

“Esta celebración exige una gran preparación por parte de los órganos públicos y de los gremios e instituciones vinculados al samba. Algo imposible de hacer en este momento. De esa forma me gustaría informar que no tendremos carnaval en la mitad del año en 2021”, agregó Paes.

El alcalde afirmó que, en 2022, cuando “seguramente estarán debidamente vacunados” contra la covid tanto los protagonistas del Carnaval como los turistas que lleguen a la ciudad para vivir la fiesta, “celebraremos la vida y nuestra cultura con toda la intensidad que merecemos”.