El Sumo Pontífice lamentó que en medio de la pandemia muchas familias se encuentran necesitadas y los usureros se aprovechan de la situación

El papa Francisco rezó este jueves en su misa matutina en la Casa Santa Marta, por las familias que están atravesando problemas económicos, debido a la pandemia y denunció a los usureros que se están aprovechando de la situación.

En la misa en la capilla de su residencia, la Casa Santa Marta, que el Vaticano ofrece en directo para que la puedan seguir los fieles, el Sumo Pontífice afirmó que “en muchas partes se siente uno de los efectos de esta pandemia: muchas familias necesitadas, hambrientas y lamentablemente el grupo de usureros que les está ayudando”.

“Esta es otra pandemia. La pandemia social: familias de personas que tienen un trabajo diario o, por desgracia, un trabajo no declarado que no pueden trabajar y no tienen comida… con niños”, observó.

Y “los usureros se llevan lo poco que tienen”, denunció el Papa.

“Recemos por estas familias, por los muchos hijos de estas familias, por la dignidad de estas familias, y recemos también por los usureros: que el Señor toque sus corazones y los convierta”, añadió.