La OPS registró en una semana 3,3 millones de nuevos casos y 34 mil fallecimientos por COVID-19 y alertó que “las muertes han aumentado durante seis semanas consecutivas”

Aunque la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que las infecciones por COVID-19 disminuyeron 31% en la última semana en América y el Caribe, todavía siguen siendo muy altas; además, se reportó un incremento de 5,6% en los fallecimientos.

La OPS registró en una semana 3,3 millones de nuevos casos y 34 mil fallecimientos por COVID-19 y alertó que “las muertes han aumentado durante seis semanas consecutivas”.

COVID-19 “ha sido más mortífero en las Américas que en cualquier otra región”, con más de 2,5 millones de muertes” durante la pandemia.

La inacción no es una opción, subrayó Etienne. “Hasta 202 personas han muerto cada hora en la región”, estimó.

Etienne indicó que estamos manejando las consecuencias del relajamiento de las medidas de salud pública, con un aumento en el número de muertes. “Muchas personas de nuestra región aún no han recibido las vacunas que salvan vidas. Personas no vacunadas de todas las edades siguen llenando las camas de cuidados intensivos”.

Ómicron ha demostrado “que las vacunas que tenemos pueden protegernos a la mayoría de nosotros de la enfermedad severa”.

Hemos entregado 100 millones de dosis a 33 países de América Latina y el Caribe, gracias al trabajo del Fondo Rotatorio de la OPS con Covax, subrayó Etienne.

Enfatizó que esta no será la última variante y que el futuro de la pandemia sigue siendo extremadamente incierto

Insistió la OPS en que se debe tener la tercera dosis. Barbosa indicó que se debe comenzar con adultos mayores, personas con problemas del sistema inmune y personas con enfermedades crónicas.