La vacuna rusa, anunciada por el presidente ruso Vladímir Putin en una reunión con el Gabinete de Ministros, no figuraba entre las seis que según señaló la OMS la semana pasada estaban más avanzadas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la vacuna rusa contra la COVID-19, como el resto, deberán seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

En tal sentido, el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic, dijo que “acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, y agregó que la organización está en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas.

El organismo, con sede en Ginebra, citó la semana pasada, entre seis a tres candidatas a vacunas desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses y la británica.