En América la curva de contagios diarios va en lento descenso desde finales de julio mientras que en Europa sube rápidamente y ya experimenta en algunas jornadas cifras cercanas a los 80.000 casos 

Los fallecidos por COVID-19 en el planeta ascienden este lunes 28 de septiembre a 995.836, mientras que los casos confirmados totalizan 32,9 millones, según las estadísticas que actualiza directamente la Organización Mundial de la Salud (OMS).

América acumula algo menos de la mitad de estos casos, 16,3 millones, mientras que 6,8 millones se diagnosticaron en el sur de Asia y 5,6 millones en Europa.

Mientras en el continente americano la curva de contagios diarios va en lento descenso desde finales de julio, aunque aún se sitúa por encima de los 100.000, en Europa sube rápidamente y ya experimenta en algunas jornadas cifras próximas a los 80.000, el doble que en los peores meses de confinamiento.

En cuanto a cifras mortales, América, con casi 550.000 muertes, aún reporta algunas jornadas más de 3.000 fallecidos y la gráfica de este indicador se mantiene estable desde abril, mientras que en el Viejo Continente, con 234.000 fallecidos, reporta diariamente menos de un millar, cinco veces menos que en la primera oleada.

Estados Unidos, que ha superado la barrera de los siete millones de casos, encabeza la lista de países más afectados, seguido de India con seis millones, Brasil con 4,7 millones y Rusia con 1,1 millones.

Les siguen inmediatamente cinco países de habla hispana: Colombia (806.000 contagios), Perú (800.000), México (726.000), España (716.000) y Argentina (702.000).

Los pacientes recuperados en el planeta son más de 24,6 millones, tres de cada cuatro, y de los cerca de ocho millones de casos activos menos de un uno por ciento (65.000) están en situación grave o crítica.