“La salud no debe ser en este momento carácter de segregación, por el contrario, debemos ir a salvar vidas en este momento”, insistió el opositor Juan Guaidó en una declaración a través de su cuenta de Twitter

El presidente de la Asamblea Nacional electa en el 2015, Juan Guaidó, acusó este sábado 20 de marzo al mandatario Nicolás Maduro de hacer un uso político del acceso a las vacunas contra la COVID-19 en el país, que ha registrado 1.475 muertes por esta enfermedad, y pidió dejar de lado esta práctica.

“La politización que pretende dar la dictadura (el Gobierno) para administrar la vacuna debe quedar de un lado, no pueden seguir discriminando y generado control social a través de la ayuda necesaria a los venezolanos”, dijo el opositor.

El grupo político que lidera Guaidó acordó pedir una autorización a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) de EEUU para acceder a los fondos que Venezuela tiene retenidos en ese país y pagar 12 millones de vacunas contra la COVID-19 a través del Mecanismo Covax.

Se trata, a juicio del opositor, de un “importante acuerdo que busca como prioridad salvar vidas”.

“No es todo lo necesario, pero evidentemente dista muchísimo de lo que hemos visto recientemente que hace la dictadura. La salud no debe ser en este momento carácter de segregación, por el contrario, debemos ir a salvar vidas en este momento”, insistió el opositor en una declaración que él mismo compartió a través de su cuenta de Twitter.

En medio de esta crisis política en Venezuela, EEUU ha impuesto una serie de sanciones que impiden al Ejecutivo venezolano acceder a los fondos en ese país y que fueron calificadas por Guaidó como una medida de “protección” al considerar que el chavismo ha robado recursos del Estado.

Para poder cumplir con la solicitud a la OFAC debe pedir primero al ente emisor -que no es reconocido por Maduro- un “endeudamiento” por un monto de “30.309.040 dólares”.

De ese monto, 18.199.040 dólares serían para pagar el acceso a la plataforma Covax y 12.110.000 para la inversión en la cadena de frío para el plan de vacunación contra el COVID19, dice el texto aprobado el viernes por los opositores.

Hasta ahora, el Ejecutivo de Maduro ha informado de la recepción en el país de 700.000 vacunas anticovid, entre ellas la rusa Sputnik V y la china Sinopharm, que han sido aplicadas a parte del personal sanitario, altas autoridades de los poderes públicos y cientos de operadores políticos afines al chavismo.