Los países miembros adoptaron durante su asamblea una resolución que prevé iniciar “lo antes posible un proceso de evaluación imparcial, independiente y completa” de la acción de la agencia de la ONU para la salud

Ante las acusaciones y amenazas de boicot de Estados Unidos, los países miembros de la OMS aceptaron el martes iniciar una “evaluación independiente” sobre la respuesta de la institución a la pandemia, que ya se ha cobrado más de 318.000 vidas y avanza galopante en Brasil.

Los 194 países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre ellos Estados Unidos y China, adoptaron durante su asamblea una resolución que prevé iniciar “lo antes posible un proceso de evaluación imparcial, independiente y completa” de la acción internacional coordinada por la OMS ante la pandemia del nuevo coronavirus.

Este acuerdo es una respuesta a las acusaciones del presidente Donald Trump, para quien la institución es una “marioneta de China”, donde brotó el virus a fines de 2019. El mandatario amenazó con congelar indefinidamente la financiación a esta agencia de la ONU e incluso con retirar la membresía de su país si no hace “mejoras sustanciales” en 30 días.

Ante estas declaraciones, el gobierno chino acusó a Trump de utilizar a China para “eludir sus obligaciones” ante la OMS. “Es un error de cálculo y Estados Unidos ha elegido el objetivo equivocado”, afirmó el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian.

Por su parte, Rusia, que se acerca a los 300.000 casos de contagio pero donde la situación parece estabilizarse, criticó a Estados Unidos por querer “quebrar” la agencia de la ONU.

“Nos oponemos a la quiebra (de la OMS) que obedecería a intereses políticos y geopolíticos de un solo Estado, es decir, de Estados Unidos”, dijo el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov. 

Terciando en la polémica, la Unión Europea (UE) expresó su apoyo a la OMS, indicando que “es el momento de la solidaridad, no de señalar con el dedo o socavar la cooperación multilateral”.

Tras un remedio o una vacuna

Trump considera que la OMS ignoró los informes sobre la aparición del virus y le reprocha ser demasiado indulgente con las autoridades chinas en su manejo de la pandemia de la COVID-19, que en Estados Unidos, el país más castigado, deja más de 90.000 muertos y ha contagiado a 1,5 millones de personas.

Pero a pesar de la tensión entre la OMS y Washington, signos de optimismo han surgido con los todavía preliminares pero muy alentadores resultados para desarrollar una cura o una vacuna, en cuya producción están inmersos paralelamente más de un centenar de laboratorios del mundo.