La secretaria española de Estado del Ministerio de Exteriores, Cristina Gallach, y el viceministro de Asuntos Exteriores de China, Qin Gang,  celebraron hoy las consultas políticas bilaterales entre ambos países y repasaron la agenda diplomática e internacional.

España y China se  congratularon este miércoles por “las fluidas” relaciones bilaterales en el contexto de la crisis por la pandemia y reafirmaron, en consonancia con los planteamientos de la Unión Europea (UE), que cualquier posible vacuna contra la COVID-19 “debe considerarse un bien público global”.

En un comunicado, el Ministerio español de Exteriores indica que ambos “se felicitaron por la fluida interlocución mantenida durante esta crisis” y que tanto la Unión Europea como China “entienden que cualquier posible vacuna debe considerarse un bien público global asequible para todos los que lo necesiten”.

Asimismo, Gallarch trasladó al representante de la diplomacia china su preocupación “por las restricciones de viaje a ciudadanos españoles” cuando viajan a China y solicitó “su reconsideración”.

En el ámbito económico, Gallach subrayó “la necesidad de potenciar el incremento de los flujos de inversión en ambas direcciones” puso de manifiesto la importancia de potenciar “otras áreas de colaboración, como la cultura y el aprendizaje del español”.

Gallach inisitió en la importancia de la reciprocidad en las relaciones entre ambos países y manifestó el deseo de que puedan finalizarse satisfactoriamente las negociaciones del Acuerdo Global de Inversiones Unión Europea-China.

Sobre la situación en Hong Kong, la representante española reiteró el apoyo de España al principio de “un país, dos sistemas”, a la Ley Básica de Hong Kong y al Derecho Internacional como bases de la estabilidad política y la seguridad jurídica en el territorio.