Pese a que afirman que fue controlada la pandemia, el gobierno prohibió desde hace varias semanas salir de casa durante los fines de semanas para evitar grandes concentración de personas

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció este lunes un nuevo confinamiento de cuatro días a partir del sábado contra la propagación del coronavirus, al tiempo que señaló que las medidas restrictivas se levantarán progresivamente.

“Una prohibición de salir a la calle entrará en vigor del 16 al 19 de mayo”, dijo Erdogan, en una alocución a la nación después de un consejo de ministros en Estambul.

El gobierno prohibió a los turcos desde hace varias semanas salir de casa durante los fines de semanas, para evitar grandes concentración de gente.

Erdogan afirmó no obstante que Turquía había “controlado la epidemia” y que las medidas se irían flexibilizando progresivamente.

“El proceso de normalización no debe entenderse como un retorno a la situación que prevalecía antes del 10 de marzo”, cuando se registró el primer caso COVID-19, declaró. 

Los centros comerciales y peluquerías comenzaron a reabrir este lunes. Unas 450 millones de mascarillas han sido distribuidas hasta ahora, dijo Erdogan.

Turquía registra oficialmente cerca de 140.000 casos del nuevo coronavirus y más de 3.800 decesos, según balance de este lunes.