Los contagiados en el estados como California (con 3.893 más) Florida (3.822 más), Texas (3.402 más) o Arizona (3.246 más) han vuelto a disparar el cómputo global

Estados Unidos alcanzó este sábado la cifra de 2.251.205 casos confirmados de COVID-19 y la de 119.654 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del domingo) es de 32.086 contagios más que el jueves y de 568 nuevas muertes.

Estados Unidos vuelve a rebasar por segundo día consecutivo los 30.000 nuevos casos diarios.

El repunte de contagios en estados como California (con 3.893 más) Florida (3.822 más), Texas (3.402 más) o Arizona (3.246 más) han vuelto a disparar el cómputo global.

Y es que el foco de la pandemia en Estados Unidos se ha desplazado ahora de la golpeada Costa Este a los estados del Cinturón del Sol, como California, Florida, Texas y Arizona, que suman entre los cuatro casi la mitad de nuevos casos en todo el país.

Nueva York, donde la epidemia parece ya controlada, se mantiene como el estado más golpeado en EE.UU. por la pandemia con casi 400.000 casos confirmados y 31.083 fallecidos, una cifra solo por debajo de Brasil, el Reino Unido e Italia