Los fallecidos por la pandemia en el planeta ascienden a 584.940, en su mayoría registrados en América y Europa

La Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que los casos globales de COVID-19 llegaron este viernes 17 de julio a los 13,5 millones, aunque en la última semana los nuevos contagios diarios en América, el continente más afectado, se han estabilizado.

Según los datos difundido por el organismo, la curva sigue en ascenso en zonas como África o el sur de Asia.

Los fallecidos por la pandemia en el planeta ascienden a 584.940, en su mayoría registrados en América (297.000 muertes) y Europa (205.000).

Los nuevos casos diarios globales habían bajado en pasadas jornadas, pero en las últimas 24 horas volvieron a rozar el récord de 230.000 registrado el pasado fin de semana.

Estados Unidos y Brasil se sitúan como los más afectados, seguidos de la India, que ya superó la barrera del millón de contagios, y de Rusia, con más de 750.000.