El portavoz comunitario Johannes Bahrke dijo que el proyecto piloto iniciado el lunes, en el que participan 19 Estados miembros (incluidos España, Francia o Luxemburgo) durará dos semanas, y que cada día intervendrán “dos o tres” países

El certificado digital de la Covid-19 que la Unión Europea prepara para facilitar los viajes en los Veintisiete, ha ganado impulso con el estreno esta semana de un proyecto piloto para probar su funcionamiento y un nuevo intento de las instituciones europeas este martes de avanzar en su negociación.

Representantes del Consejo (países) y la Eurocámara se reúnen hoy para seguir trabajando en el llamado Certificado Verde Digital, con el objetivo de adoptarlo con celeridad, para que entre en vigor en verano.

El portavoz comunitario Eric Mamer dijo este martes en la rueda de prensa de la Comisión Europea, que la propuesta se encuentra en fase de negociación política entre las instituciones y que a nivel técnico, este lunes comenzaron los ensayos técnicos -sin involucrar a los ciudadanos – para probar las capacidades de los estados miembros de conectar sus certificados al sistema.

Por su parte, el portavoz comunitario Johannes Bahrke dijo que el proyecto piloto iniciado el lunes, en el que participan 19 Estados miembros (incluidos España, Francia o Luxemburgo) durará dos semanas, y que cada día intervendrán “dos o tres” países.

“Veremos cómo va la experiencia e informaremos en los próximos días de cómo fue la primera fase”, añadió el mismo portavoz, que destacó el “interés” y la “movilización” de los estados miembros participantes.

El portavoz jefe de la CE, Eric Mamer, recordó que el certificado no pretende ser un pasaporte para limitar las posibilidades de viaje de los ciudadanos, sino que indicará su estado de salud en relación con el SARS-CoV-2, y en particular si la persona está vacunada, si ha superado una prueba o si es inmune tras haber pasado la enfermedad.

“No estamos limitando el certificado a los vacunados”, precisó Mamer, que recordó que la propuesta pretende “facilitar los viajes” y que se han tomado en cuenta las consideraciones necesarias para garantizar que los ciudadanos siempre tengan la posibilidad de viajar en la UE.