El Ministerio de Salud registró 1.050 fallecidos durante la última jornada, cifra con la cual, el número de muertos por la covid-19 llegó a los 209.296, en una semana donde el rastro del coronavirus fue funesto y que tiene colapsado el sistema de salud pública en Manaos

Brasil registró este sábado 16 de enero, por quinto día seguido, más de mil muertes en 24 horas, con lo que el número de fallecidos camina a los 210.000, mientras que los contagios ya superan los 8,4 millones de casos, en una segunda ola de la pandemia disparada y con el estado de Amazonas en colapso y cuya capital es Manaos.

De acuerdo con el último balance del Ministerio de Salud, con los 1.050 fallecidos de la última jornada, el número de muertos por la covid-19 llegó a los 209.296, en una semana donde el rastro del coronavirus fue funesto y que tiene colapsado el sistema de salud pública en Manaos, la mayor ciudad de la Amazonía brasileña.

Desde el pasado sábado 9 de enero, se han registrado más de 6.600 muertes en el gigante suramericano, y desde el martes han sido más de mil fallecidos diarios.

El número de infectados por el coronavirus también está disparado y este sábado fue el quinto día consecutivo con más de 60.000 contagios en el país. En total ya son 8.455.059 de casos confirmados.

Las cifras ratifican a Brasil como uno de los principales epicentros de la pandemia en el mundo, donde se ubica como el segundo país con mayor número de muertes, detrás de Estados Unidos, y como el tercero con más personas contagiadas, después de la nación norteamericana e India.

Según el reporte oficial, en esta nación de más de 210 millones de habitantes se recuperaron unos 7,3 millones de pacientes, lo que supone 87,4% del total de infectados.

No obstante, más de 850.000 enfermos están en acompañamiento médico en hospitales o en sus residencias después de haber dado positivo en las pruebas clínicas.

Brasil registra una tasa de mortalidad de 99,1 decesos y una incidencia de 3.994 personas infectadas por cada 100.000 habitantes.