Otros fabricantes todavía no han presentado la solicitud de uso en adolescentes, detalló Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud

Ante las especulaciones acerca de si es o no prudente la vacunación de los adolescentes contra la COVID-19, que en el caso venezolano ha estado alimentada también por el anuncio del gobierno de Maduro de vacunar a niños y jóvenes, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reiteró este miércoles su posición: la única autorizada de la de Pfizer.

Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, detalló que hasta ahora la única vacuna que tiene autorización de uso de emergencia de OMS y presentó los datos del uso para adolescentes fue Pfizer. Puntualizó que los otros fabricantes todavía no han presentado la solicitud de uso en adolescentes. El grupo de expertos en vacunas de la OPS solo hace recomendación de Pfizer, dijo Barbbosa, aunque aclaró que en las próximas semanas o meses otros productores pueden presentar los datos y recibir la autorización.

La OPS recordó que los productores de vacunas presentan a la autoridad regulatoria de cada país los datos que tienen de los ensayos en fase I, II y II, con los cuales confirman que la vacuna es buena y eficaz para adolescentes y para niños. Y, finalmente, “es una decisión de cada país” dar o no el visto bueno.

Hoy, confirmó, solo tenemos la vacuna de Pfizer entre las autorizadas por la OMS, ya que este fabricante presentó los datos y recibió la autorización.

En Venezuela, se utilizan las vacunas rusa Sputnik V y las chinas Sinopharm y Sinovac; ninguna de ellas tiene el visto bueno para su colocación en niños y adolescentes.

El epidemiólogo venezolano Luis Echezuría recuerda que para los niños de 0 a 12 años no hay vacunas, aun cuando países como China y Chile tomaron la decisión de inmunizar a su población más joven. En el mundo científico “no se termina de aceptar porque faltan las evidencias”, apunta, aun cuando cada Estado puede tomar decisiones en materia de salud pública.

En Venezuela “si el Estado decide vacunar” debería explicarlo, insiste. Como médico y académico “me encantaría ver los estudios que avalen la toma de decisión” y que quienes deciden tomen en cuenta las voces de sectores con experiencia, como la Academia Nacional de Medicina.

El gobierno de Nicolás Maduro planteó la vacunación de los niños, como parte de las medidas para el regreso a clases presenciales.