El presidente norcoreano dijo que sus esfuerzos para rebajar la tensión no han obtenido respuesta de Estados Unidos, pero afirmó que se mantendrá paciente y que desea una solución. El viaje del mandatario chino ocurre una semana antes de su encuentro con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la cumbre del G20 de Osaka (Japón)

El presidente chino, Xi Jinping, dijo este jueves que ayudará a Corea del Norte a abordar sus preocupaciones en materia de seguridad, durante la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Pionyang, Corea del Norte.

Las palabras de Xi, recogidas por la televisión china CCTV, suponen un espaldarazo para el régimen norcoreano en un momento en el que el diálogo sobre desnuclearización entre Pionyang y Washington está atascado desde la cumbre de Hanói de febrero pasado.

Según lo informado por la CCTV, Xi aprueba los “esfuerzos” que realiza Kim para “mantener la paz y la estabilidad en la península de Corea y promover su desnuclearización”. China se mantiene como el único aliado importante de Pyongyang, a pesar de que ha aplicado sanciones internacionales a Corea del Norte.

En Corea del Sur, gente ve una pantalla de noticias de televisión que muestra al líder norcoreano Kim Jong Un dando la bienvenida al presidente chino Xi Jinping en el aeropuerto de Pyongyang, este jueves 20 de junio de 2019. Foto AFP.

La firma de un tratado de paz que dé por cerrada definitivamente la Guerra de Corea (1950-1953), que se detuvo solo con un alto el fuego, es una de las principales demandas de Pionyang, que considera que un acuerdo ayudaría a evitar un hipotético ataque estadounidense.

Durante la cumbre, Xi subrayó también su compromiso de jugar un papel activo con el fin de lograr la desnuclearización de la península coreana.

Por su parte, Kim dijo que sus esfuerzos para rebajar la tensión no han obtenido respuesta de Estados Unidos, pero afirmó también que se mantendrá paciente y que desea una solución, según CCTV, que reprodujo todas las declaraciones de los dos líderes en estilo indirecto.

El viaje de Xi, de dos días de duración y el primero a Corea del Norte desde que llegó al poder en 2013, llega una semana antes de su encuentro previsto con el presidente de EEUU, Donald Trump, en la cumbre del G20 de Osaka (Japón), por lo que se cree que esta cumbre con Kim podría ayudar a impulsar el estancado diálogo.