Desde que la pandemia azota a la humanidad en el país asiático se habían declarado practicamente inmune a la COVID-19

Corea del Norte, que hasta ahora se había declarado impermeable al nuevo coronavirus, anunció este domingo un primer caso “sospechoso” de la enfermedad, que sigue propagándose por todo el mundo.

A pesar de las estrictas medidas de cuarentena, “parece que el vicioso virus ha entrado en el país”, afirmó el dirigente norcoreano Kim Jong Un, según la agencia de noticias oficial KCNA. 

Se trata de una persona que “regresó el 19 de julio después de haber cruzado ilegalmente la línea de demarcación” que hace las veces de frontera con Corea del Sur, según KCNA.

“Fue inicialmente sometida a una estricta cuarentena” y todas las personas que han estado en contacto con ella en la ciudad fronteriza de Kaesong, en la que se impuso “un confinamiento total”, están siendo “investigadas a fondo”, añadió.

Con información de AFP