El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó estado de emergencia en Santiago. 

En Santiago de Chile, la gente salió a las calles en horas de la noche de este viernes 18 de octubre en rechazo al aumento del pasaje de Metro. Algunos sólo hicieron cacerolazos, otros causaron daños a las estaciones de metro, incendiaron bancos y saquearon farmacias.

A pesar de ser invocada -horas antes de los disturbios- la legislación que regula los delitos contra la seguridad interior del país y que endurece las penas a los culpables, se hizo sentir con mayor fuerza el descontento de los chilenos por el aumento de la prestación de servicio y las declaraciones que dio el Ministro del Interior, Andrés Chadwick , tras reunirse con el Presidente Sebastián Piñera.

En su discurso, el Ministro calificó lo ocurrido como hechos de vandalismo ejecutados por grupos organizados.