El país también repudia cualquier acto unilateral que aumente las tensiones entre Israel y Palestina.

China abogó por la búsqueda de soluciones mediante el diálogo a la situación de Venezuela y Palestina, ratificó su posición de apego a los principios de la Carta de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y el rechazo a la injerencia extranjera.

El vocero de la cancillería china, Geng Shuang, denunció los daños a la economía, al pueblo y al normal desarrollo de las relaciones internacionales de Venezuela, debido a la imposición de medidas coercitivas por parte del Gobierno de Estados Unidos.

“Urgimos a otros países tener en cuenta la realidad humanitaria de Venezuela, paren de imponer sanciones unilaterales y extraterritoriales, y trabajar para crear condiciones necesarias que conduzcan a la estabilidad de su crecimiento económico”, expresó Geng Shuang.