El ministro del Interior, Andrés Chadwick, señaló que ningún país nos va a venir a presionar para efectos del ingreso de migrantes

El Gobierno de Chile afirmó este lunes que el país suramericano “no se dejará presionar” para acelerar la entrada de migrantes venezolanos, tras unas críticas del gobernador de la ciudad peruana de Tacna, Juan Tonconi.

“Ningún país nos va a venir a presionar para efectos del ingreso de migrantes. Chile es completamente soberano, vamos a ejercer nuestra soberanía; en Chile se respeta la ley tanto para los nacionales como para los extranjeros”, dijo al respecto el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Luego de poner en vigor la exigencia de un visado consular para ingresar a Chile, el Gobierno de Santiago facilitó el desplazamiento de los migrantes hacia Tacna, para que tramiten el documento en el consulado chileno en esa ciudad peruana.

Así, desde hace más de un mes, centenares de venezolanos permanecen en precarias condiciones en los alrededores de la sede consular y Tonconi advirtió este domingo que iniciará los trámites “para recuperar” la casona que ocupa el consulado si Chile no resuelve a la brevedad la situación.