De los más de 6 millones de refugiados que han huido de Ucrania desde que inició la guerra el 24 de febrero, la mitad han vuelto ya a su país

La Comisión Europea pidió este jueves a las compañías telefónicas de la Unión Europea y de Ucrania que mantengan el acuerdo voluntario que alcanzaron en abril y que expira este viernes, para permitir que los refugiados que huyen de la guerra puedan hacer llamadas gratis o a un precio asequible.

El pacto redujo los costes que las teleoperadoras se cobran entre sí por las llamadas internacionales, lo que está permitiendo a los ucranianos que huyen hacia la UE, que en abril superaban los 4 millones, conversar con sus familiares a un precio mucho más reducido.

En un primer momento lo firmaron 27 empresas y al día de hoy, son ya 71 compañías telefónicas de la UE y las tres de Ucrania las que se han sumado al acuerdo, entre ellas Telefónica, O2, Vodafone, Orange, Deutsche Telelkom o el Grupo MásMóvil.

Según un informe del Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (BEREC, por sus siglas en inglés), las teleoperadoras de la UE también han establecido puntos de conexión Wifi en los campos de refugiados o cerca de los lugares de transportes y han distribuido, al menos, 2,5 millones de tarjetas SIM gratuitas a los ucranianos.

De los más de 6 millones de refugiados que han huido de Ucrania desde que inició la guerra el 24 de febrero, la mitad han vuelto ya a su país.