La idea inicial del mandatario estadounidense era cerrar por completo la frontera, pero sus asesores lo convencieron -luego de días de reuniones- de que era inviable.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha querido implementar algunas medidas contra los migrantes, tales como disparar en las piernas a los que cruzaran irregularmente la frontera con México, según lo reseñado en un artículo publicado este martes 1 de octubre por The New York Times.

Señala además la publicación que Trump, frustrado por el aumento del flujo migratorio en la frontera con México y por el fracaso de las estrategias para frenarlo, propuso en privado una serie de medidas.

El diario tomó los testimonios de una docena de funcionarios de la Casa Blanca, bajo condición de anonimato, quienes señalaron que en marzo y abril se realizó una reestructuración del Departamento de Seguridad Nacional, encargado de la política migratoria estadounidense.

En este sentido, el presidente estadounidense propuso complementar el muro en la frontera con un foso lleno de agua y repleto de caimanes y serpientes; y para lograrlo pidió un presupuesto a sus asesores.

Trump también propuso colocar electricidad en la barrera fronteriza o instalar en su parte superior púas que pudieran perforar el cuerpo humano.

El mandatario estadounidense dijo en noviembre de 2018 que los militares desplegados en la frontera estaban autorizados para disparar en caso de ser atacados por inmigrantes, que en ese momento participaban en una caravana proveniente de Honduras, pero esta vez Trump sugirió que se les disparara por el simple hecho de cruzar sin papeles la frontera.

Según las fuentes, en ambos casos, los asesores aclararon a Trump, que no estaba permitido disparar a los migrantes.