Uno de los cambios más relevantes que afrontarán los ciudadanos británicos en su día a día en el caso de un “brexit” sin acuerdo, es que las compañías telefónicas no estarán obligadas a eliminar los cargos por “roaming” para los usuarios británicos

La Comisión Europea (CE) anunció este lunes la conclusión de su preparación para un “brexit” sin acuerdo, y aseguró que la legislación e infraestructuras de los veintisiete socios están listas para afrontar esta situación “cada vez más probable”.

“Como es cada vez más probable que el Reino Unido deje la Unión Europea sin un acuerdo el 12 de abril, la Comisión ha completado su preparación para el escenario del ‘no acuerdo'”, señaló Bruselas en un comunicado.

La prórroga que la Unión Europea concedió al Reino Unido el pasado jueves recoge una primera fecha límite del 12 de abril para que, si el Gobierno británico no ha logrado apoyo parlamentario sobre el acuerdo de salida, indique cómo quiere proceder con el “brexit”, esto es, si quiere solicitar una ampliación más larga y participar en las elecciones europeas o prefiere irse sin un acuerdo.

Los equipos de la Comisión han mantenido “amplias discusiones técnicas” con los gobiernos de los Veintisiete sobre la preparación general y en sectores específicos, y efectuaron viajes a las capitales de todos los Estados miembros (salvo el Reino Unido), que demostraron “un alto nivel de preparación de los Estados miembros para todos los escenarios”, informa Bruselas.

En áreas como los servicios de aduanas, fuentes comunitarias señalan que se está preparando la contratación de personal “de forma masiva” en países directamente conectados al Reino Unido: unas 700 personas en Francia, entre 300 y 400 en Bélgica y más de 900 en Holanda.

De estas, más de la mitad de las contrataciones se habían hecho ya efectivas durante las visitas a los Estados miembros y Bruselas espera que se cubran las cifras previstas a finales de este año o principios del que viene.

Además, se han construido veinte nuevos puntos de control en España, Dinamarca, Irlanda, Francia, Bélgica y Holanda para los nuevos controles sanitarios y fitosanitarios que serán necesarios para los productos que crucen la frontera.

Uno de los cambios más relevantes que afrontarán los ciudadanos británicos en su día a día en el caso de un “brexit” sin acuerdo, es que las compañías telefónicas no estarán obligadas a eliminar los cargos por “roaming” para los usuarios británicos.